Mitad de mandato, compromiso entero

¿De qué hablamos cuando decimos que una política es de Estado? Lo primero que viene a nuestra mente es una herramienta que usan los gobiernos para mejorar la vida de los ciudadanos de un país. Y está bien, pero también hay que decir que es mucho más que eso. Se trata de una política pública para ampliar derechos más allá de una gestión, algo que trascienda todos los colores políticos, y tenga continuidad en el tiempo.

Lo vemos con iniciativas muy atrás como la gratuidad de la educación universitaria y las vacaciones pagas que impulsó Juan Domingo Perón, o más actual con la sanción del matrimonio igualitario o la implementación de la Asignación Universal por Hijo que llevó adelante Cristina Fernández.

También, por supuesto, con aquello que hicimos desde los gobiernos locales. Me tocó con orgullo impulsar numeras obras y programas en mi ciudad, que hoy con alegría veo que se fortalecen y mejoran pese a haber otro intendente.

En uno u otro caso se hace fundamental el trabajo de gobernadores o intendentes de toda la provincia o, como en mi caso y el de tantos otros compañeros y compañeras hoy, el rol que se ejerce desde el poder legislativo. Porque para pensar y ejecutar una política de Estado es necesario contar con el consenso de la suma del poder público.

Todos proyectando en el mismo sentido.

Hay algunos gobiernos, que por intereses tal vez más personales deciden beneficiar a un sector reducido de la población, y otros, como los que enarbolan la bandera del justicialismo del cual me siento parte, apuestan a la inclusión social con desarrollo. Para este gobierno, para el que viene, y los muchos que vendrán, sin importar si se trata de un presidente de este o aquel partido.

Cuando planificamos en Florencio Varela la creación del Hospital El Cruce o la Universidad Arturo Jauretche hace ya varios años, lo hicimos convencidos que era un derecho para todos y todas, que hoy sigue dando sus frutos con salud y educación pública de calidad.

Así, tanto Alberto Fernández, como Axel Kicillof y Andrés Watson, como aquellos que tenemos una responsabilidad como diputados, ratificamos el compromiso que sentamos al inicio de la gestión. Hicimos muchas cosas y quedan muchas para hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *